La Imperfecta Necesidad de Algo Perfecto

La Imperfecta Necesidad de Algo Perfecto

Ingenieros, matemáticos, altos directivos consiguen la perfección en sus cálculos y en los documentos que entregan, porque uno más uno, siempre dará dos, y las reglas ortográficas son bien conocidas cuando se trata de entregar un documento,  por poner un ejemplo… pero ¿qué pasa cuando se trata de la convivencia con otros seres humanos donde las reglas acerca de cómo debe ser la conducta varían incluso de una familia a otra en una misma ciudad?...También la idea de un “momento perfecto” varía mucho de una persona a otra.

Esta expectativa de que “todo sea perfecto” es lo que lleva a muchas personas a la infelicidad, porque por más planeadores que seamos, por mejor actitud con la que salgamos de casa, no se puede controlar a las personas ni las circunstancias externas, y lo que para ti sería una persona perfecta, para otros puede que no lo sea, y cada quien se formará en base a lo que cree.

Esto es muy común en la pareja y en la familia: vivimos frustrados porque el novio, o la hija,  no cumple con nuestro ideal de lo que debería ser, o porque no tiene todos los elementos del “check list” de lo que encontramos deseable en un compañero(a) de vida, y así nos llenamos de amargura perdiéndonos de increíbles momentos y de oportunidades de crecimiento al lado de gente que nos quiere y se preocupa por nosotros. ¿y todo por qué?…  Tan sólo porque NADIE NI NADA es perfecto.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados